La Guía completa para las Damas de honor

Si te han elegido como dama de honor o si eres la novia y estás decidiendo a quién elegir para este grupo, seguramente tienes algunas dudas como ¿Qué significa ser una dama de honor? ¿Cuántas damas puede tener una novia? ¿Cómo ayudan a la novia? ¿Cómo se deben vestir? ¿En dónde se sientan en la misa? Todas estas y otras dudas, te las explicamos en este post.

 

¿Cuántas damas se deben escoger para la boda?

La novia elige quiénes la acompañarán en su gran día y la cantidad de damas es la que ella desee, sin importar si es número par o impar. Generalmente son amigas  y/o familiares de ella.

¿Qué hacen las damas de honor en la boda?

Las damas de honor sólo acompañan a la novia durante la ceremonia. Sin embargo, si ellas lo desean, también pueden apoyar a los novios con diversas tareas el día de la boda e incluso desde antes involucrándose en la organización de la misma.

En algunos países se acostumbra que el día de la boda,  las damas llevan un pequeño ramo de flores, lo que hace que su porte luzca mejor, y si los novios lo piden, pueden participar en el ritual del matrimonio, convirtiéndose en madrinas y formando parte de los padrinos de boda.

Funciones de las damas de la novia

Las damas de honor pueden integrarse como un equipo que apoya a la novia en algunas de las tareas de la planeación de la boda y pueden realizar las siguientes funciones:

  • Ayudar con las invitaciones: a rotularlas, a pegar los sobres, estampas y/o entregarlas. Pueden planear una reunión informal para esto, con música y botanas, será de muchísima ayuda y un buen detalle de su parte, hacer que la novia se relaje un rato 😉
  • Organizar la despedida de soltera (y alguna otra fiesta en honor a la novia).
  • Ayudar con la confirmación de asistencia de los invitados.
  • Ofrecerse a repartir los recuerditos y las amenidades de la fiesta.
  • Ayudar a hacer los centros de mesa, si la novia los quiere sencillos.
  • Pueden ser anfitrionas en la boda y ayudar a los novios indicando a los invitados dónde sentarse, dónde poner los regalos, invitarlos a escribir en el libro de firmas…
  • Hacer ambiente en la fiesta, levantándose primero a bailar, sacando a bailar  a los invitados o hasta organizando una coreografía.
  • Quedarse hasta el final de la fiesta para recoger las cosas olvidadas como el adorno del pastel.

¿Cómo deben ir vestidas las Damas de honor el día de la boda?

La novia es quien escoge el estilo que le gustaría que las damas usen. Normalmente esta elección va de acuerdo al estilo de boda. Sin embargo, no es recomendable que sea una imposición. Deben dialogar sobre las inquietudes de cada una.

La novia debe explicar por qué le gustaría determinado modelo y color, y las damas deben explicar las razones por las que se sentirían incómodas usándolo.

Una propuesta y que me parece la mejor opción, es la siguiente: “Que la novia elija el color y el estilo general (corto o largo) del vestido. Luego, que las damas se encarguen de los arreglos individuales de estilo.”

Lo ideal es que haya una armonía entre los vestidos de todas las damas. Puede ser que todas lleven el mismo modelo y color, o que cada una luzca el modelo que mejor le favorezca.  O pueden escoger diferentes colores siguiendo una paleta similar, para que siga habiendo cierta unidad en el estilo.

 

¿En dónde se acomodan las Damas en la ceremonia?

En la iglesia, es preferible que se sienten en las filas de adelante, pero dejando los lugares más accesibles a los padrinos que van a levantarse a participar en el ritual de matrimonio. Lo ideal es que ocupen los lugares de la segunda fila. Pueden dividirse y sentarse unas del lado izquierdo y otras del lado derecho, o todas juntas.

En la ceremonia civil, pueden quedarse de pie al frente, a los lados de los novios. La ceremonia civil es mucho más corta que la religiosa, por lo que no será problema que permanezcan un rato de pie acompañando a la novia.

Si tienes el Honor de ser Dama de una amiga:

  • Diviértete al máximo. Es una experiencia muy padre involucrarse en la boda de una amiga, prima o hermana.
  • Recuerda ofrecer tu ayuda a los novios porque siempre se agradecen manos extras dispuestas a hacer más ligeros los pendientes.
  • El día de la boda, mantente con la pila a todo lo que da. Transmite buena vibra a todos los invitados e involúcrate en la fiesta.
  • Ponte guapa para las fotos! Saldrás en muuchas fotos, así que mejor arréglate muy bonita.
  • Haz un regalo pequeño para los novios, como una muestra de agradecimiento porque te han considerado tan especial como para participar más íntimamente con ellos el día de su boda.

Alicia García(http://www.aliciagarcia.com)
Fotógrafa professional en interiorismo, reportaje social y viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *