Hace un par de fines de semana pude hacer un viaje express. Esos viajes que son cortos pero intensos. Esta vez mi destino fue Oporto. Oporto es una ciudad llena de color, de magia… y como no, la ciudad del bacalao. Tengo que agradecer a Joâo, Ricardos, Rui y Tânia por enseñarme la ciudad de Oporto desde dentro. Sin ellos no hubiera sido posible conocer esos rincones escondidos de la ciudad. Muchas gracias chicos y sobre todo a ti, Joâo por esa paciencia que has tenido conmigo!

Es la primera vez que viajo sin mi material de fotográfico al completo, ya que al ser un viaje express tuve que reducir el equipaje de mano a lo esencial. Por ese motivo dedicí llevar conmigo la D800, con un sólo objetivo Nikon 24 -120 f4 y un mini trípode Gitzo para poder fotografíar la puesta de sol al puente de Luiz I.

Esos rincores de los que os hablo son rincones llenos de vida, la vida del día a día de los habitantes de Oporto, con sus costumbres y sus rarezas. Oporto es una ciudad muy bonita, incluso esos balcones llenos de ropa secándose al aire que están por toda la ciudad.

Esos rincones son como éstos:

 

AGA_20131116_022

 

AGA_20131116_012

 

AGA_20131116_006

No tuve tiempo para dar una vuelta en uno de esos barquitos por el río Duero, pero sí para plasmar en fotografías la inmensidad del río y de esos puentes enormes que unen las dos orillas del río Duero.

 AGA_20131116_017

 

AGA_20131116_019

 

AGA_20131116_021

 

 

AGA_20131116_003

Y vosotros, ¿habéis visitado Oporto?

 

 

marketing@aliciagarcia.com

1 comment(s)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *